Una avería en la lanza térmica impide a los buzos concluir el boquete en el casco del ‘Santa Ana’

EUROPA PRESS

Los buzos de Salvamento Marítimo que durante la jornada de este domingo trataban de hacer un hueco a la altura de proa del casco del pesquero ‘Santa Ana’, hundido desde el pasado lunes en las proximidades del Cabo Peñas, han tenido que suspender la operación por una avería en la lanza térmica. Este lunes, a primera hora, está previsto reanuden las labores una vez reciban nuevas piezas, según ha informado en rueda de prensa el coordinador de Operaciones de Salvamento Marítimo, Joaquín Maceiras.

Los buzos de Salvamento Marítimo que durante la jornada de este domingo trataban de hacer un hueco a la altura de proa del casco del pesquero ‘Santa Ana’, hundido desde el pasado lunes en las proximidades del Cabo Peñas, han tenido que suspender la operación por una avería en la lanza térmica. Este lunes, a primera hora, está previsto reanuden las labores una vez reciban nuevas piezas, según ha informado en rueda de prensa el coordinador de Operaciones de Salvamento Marítimo, Joaquín Maceiras.

Ha explicado que el fallo se produjo en el último paso para abrir el boquete en el casco de proa por el que facilitar la limpieza de enseres y el acceso a los buzos. “Sobre las tres de la tarde estaba prácticamente terminado pero el ángulo de la lanza no fue el correcto porque al otro lado había muebles. En el proceso un buzo se rompió el traje y el equipo tuvo que ascender por estar próximo a la hipotermia. Cuando bajó otro grupo la lanza había dejado de funcionar”, ha indicado Maceiras.

Ante esta situación los buzos de la Guardia Civil optaron por realizar varias inmersiones, de menor tiempo, a fin de buscar alguno de los cuatro cuerpos que permanecen desaparecidos desde que el ‘Santa Ana’ naufragara en la madrugada del pasado lunes. El último equipo ascendió a la superficie a las 20.15 horas, “que era el tiempo máximo de oxígeno que había” y se realizaron otra serie de acciones complementarias, ha explicado el capitán de la Guardia Civil Emilio González.

El grupo de rescate mantiene la hipótesis de que los cuerpos de los desaparecidos se encontrarían en los cinco camarotes de la cubierta inferior o alguna de las salas cercanas. Sin embargo no descartan, y por lo tanto también inspeccionarán, que se encuentren en la nevera o la sala de máquinas, que se ha revisado parcialmente.

Los buzos buscan los cuerpos del indonesio Wasito, del portugués Víctor José Farinhas, el gallego Manuel María Tajes y el asturiano Marcos del Agua Chacón, alumno en prácticas de la Escuela Náutica de Gijón. Ha habido un único superviviente. Ha habido un único superviviente en este hundimiento y se han recuperado cuatro cuerpos.

Enlace a la noticia: www.20minutos.es/noticia/2086777/0/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.