El secretario general de los obispos españoles, Juan Antonio Martínez Camino, será relevado este miércoles

EUROPA PRESS

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, el jesuita asturiano Juan Antonio Martínez Camino, será relevado en su cargo este miércoles, después de diez años ocupando este puesto, en el marco de unas elecciones que tendrán lugar durante la CII Asamblea Plenaria de los obispos españoles, que se celebrará del 18 al 22 de noviembre.

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, el jesuita asturiano Juan Antonio Martínez Camino, será relevado en su cargo este miércoles, después de diez años ocupando este puesto, en el marco de unas elecciones que tendrán lugar durante la CII Asamblea Plenaria de los obispos españoles, que se celebrará del 18 al 22 de noviembre.

Concretamente, la elección del nuevo secretario general tendrá lugar al final de la tarde del martes 19 de noviembre, cuando la Comisión Permanente se reunirá ‘ad hoc’ para proponer candidatos a la Asamblea Plenaria.

La Permanente puede proponer los candidatos que estime oportunos y, entre ellos, debe incluir obligatoriamente las candidaturas que vengan avaladas por al menos diez obispos. De entre los candidatos propuestos, la Plenaria elegirá, en la mañana del miércoles 20, al nuevo secretario general de la CEE para el quinquenio 2013-2018.

Entre los candidatos, podría encontrarse alguna mujer laica o religiosa y es que, según ha explicado el propio Martínez Camino, los Estatutos de la CEE no excluyen la posibilidad de que el cargo sea ocupado por una mujer. No obstante, en una entrevista concedida a Europa Press, Martínez Camino, ha apuntado que le parece “poco probable que suceda así”.

RELIGIÓN,

También en la fp

En esta entrevista, Martínez Camino se refería también a la cuestión de la educación para subrayar que, según los Acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede, la disciplina de ‘Religión y moral católica’ ha de estar presente “en todos los niveles de la enseñanza preuniversitaria, incluida la Formación Profesional”.

Además, en cuanto a la reforma de la Ley del Aborto —que será aprobada por el Gobierno en las próximas semanas, según ha anunciado el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón—, desea “que proteja el derecho a la vida de los que van a nacer de modo proporcional al bien que está en juego” sin considerarse el aborto “un derecho”. No obstante, declara que esta materia “no es contemplada directamente por los Acuerdos” y que “las autoridades públicas no tienen la obligación legal de conversar con la Iglesia sobre su regulación jurídica”.

Preguntado por si los obispos temen que se les acuse de influir en la labor legislativa del Gobierno, el portavoz esclarece que las normas “han de ser acordes con los derechos fundamentales de la persona, para ser verdaderamente promotoras del bien común” y que “la Iglesia no teme ejercer su autoridad moral para contribuir a que sea así; siempre de modo respetuoso y por medios legítimos”.

También considera que “no parece que, en este momento, exista una necesidad de revisar” los Acuerdos de 1979 pues, a su juicio, “cumplen de modo suficiente su función de contribuir a la regulación y al ejercicio efectivo de la libertad religiosa para la Iglesia y para los católicos en España”.

“pocos” hijos de parejas homosexuales en la iglesia

Por otra parte, sobre las 38 preguntas enviadas por el Vaticano a las Conferencias Episcopales del mundo de cara a la preparación de la Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, Martínez Camino apunta que les parece “bien y normal”.

Entre las preguntas que transmite el Papa, destaca la que se refiere a los divorciados y vueltos a casar, sobre los que el secretario general manifiesta que en España “desgraciadamente no son pocos” y asegura que la Iglesia trata de acercarse a ellos “con verdad y caridad”.

Mientras, sobre la cuestión que lanza el Vaticano acerca de los miembros de parejas homosexuales y sus hijos, Martínez Camino sostiene que “la Iglesia ofrece a todos la orientación moral y la fuerza espiritual que emana del Evangelio, siempre con el máximo respeto a la conciencia de las personas”.

No obstante, afirma que “son muy pocos los casos de hijos adoptados por personas del mismo sexo que son presentados a la Iglesia para la iniciación cristiana” y asevera que, “cuando se da el caso, no se rechaza la posibilidad” de forma que “tales niños pueden ser bautizados si hay quien responda de su educación en la fe y sin que ese hecho signifique reconocer como matrimonio una realidad que, por su naturaleza objetiva, no puede ser reconocida como tal”.

Diez años en el cargo

Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, nació en Santa Cruz de Marcenado (Siero-Asturias) el 9 de enero de 1953, es licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Valladolid, cursó estudios teológicos institucionales en la Universidad Pontificia Comillas y se doctoró en Teología en Alemania. Ingresó en el noviciado de la Compañía de Jesús en 1974 y recibió la ordenación sacerdotal en 1980.

El 17 de noviembre de 2007 se hizo público su nombramiento como obispo auxiliar de la Archidiócesis de Madrid —cargo que seguirá ocupando— y titular de Bigastro (Cehegín). El 19 de enero de 2008 recibió la ordenación episcopal de manos del arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela. Su Santidad Juan Pablo II le nombró perito del Sínodo de los Obispos para Europa de 1999.

Martínez Camino lleva en el cargo de secretario general dos quinquenios —fue elegido en 2003 y reelegido en 2008— pero no puede volver a ser elegido pues los Estatutos solo permiten el ejercicio del cargo durante dos quinquenios consecutivos.

Enlace a la noticia: www.20minutos.es/noticia/1980969/0/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.