Los obispos españoles elegirán nuevo secretario general la próxima semana

Los obispos españoles elegirán nuevo secretario general la próxima semana

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) elegirá el próximo miércoles 23 de noviembre a la persona que ocupará su Secretaría General durante los próximos cinco años, tras haber presentado su renuncia el actual secretario general, Luis Argüello, que fue nombrado arzobispo de Valladolid en junio.

Argüello, elegido secretario general de los obispos españoles en noviembre de 2018, será uno de los 78 electores que tienen derecho a voto en esta asamblea. Los candidatos a sustituirle los propondrá, el martes 22 por la tarde, la Comisión Permanente de la CEE (integrada por menos de 30 prelados), que se reunirá para elaborar una lista de opciones durante la Plenaria. Entre ellos se incluirán, si se da el caso, aquellas candidaturas que cuenten con el apoyo de diez obispos y que estén dispuestos a desempeñar esa función.

Los estatutos del Episcopado no limitan el puesto de la Secretaría General a un obispo, pero en caso de salir elegido alguien que no lo fuera, se pedirá el aval a su obispo de referencia.

El miércoles 23 por la mañana, tras una votación del quorum establecido por la Plenaria, será necesaria la mayoría absoluta (la mitad más uno de los 78 electores) para la elección del sustituto de Argüello. La votación será secreta y se realizará de manera digital.

PORTAVOCÍA

Lo que sí puede elegir el nuevo secretario general es si desempeña también o no las labores de portavocía de los obispos, ya que puede designar a otra persona para la relación con los medios.

Durante este lustro, marcado también en el ámbito eclesial por la pandemia de la covid-19, el ahora arzobispo de Valladolid ha sido la cara visible de los obispos españoles en temas de actualidad como las iniciativas emprendidas por la Iglesia contra los abusos sexuales a menores; la exhumación de Franco; las leyes de memoria histórica, aborto, eutanasia y educación; las inmatriculaciones de bienes por la Iglesia y otras cuestiones de funcionamiento interno de la institución eclesial, como los nuevos estatutos de la CEE y el plan de formación para seminarios.

error: Contenido Protegido