El Banco Central Europeo ha hablado

Los ojos de todos los observadores estaban puestos en la reunión que había hoy en Nápoles del Banco Central Europeo y de donde se esperaban respuestas de la política que seguirá la Eurozona durante los próximos meses para tratar de estimular la economía del Euro ante la pérdida de impulso que venía viviendo durante los últimos tiempos.

La primera noticia que ha trascendido de dicha reunión ha sido la continuidad de los tipos de interés, que se mantendrán en el mínimo histórico del 0,05% un mes más, estando bastante por debajo de los marcados por el Banco de Inglaterra, que los sitúa en el 0,5% o de la Reserva Federal, que está alrededor del 0,25%.

Bajo el lema que el mismo Draghi se impuso de salvar la zona euro del declive que empezaba a vivir a cualquier precio, tras entre otras cosas la bajada de los datos de inflación, una de las grandes dudas viene de la mano de las medidas expansivas al más puro estilo de la Reserva Federal de Estados Unidos en la compra de deuda privada, algo que inyectaría millones de euros tal como ha sucedido con la QE de la Reserva y que, en este caso concreto, lo desarrolla de forma mensual sin hablar de plazos.

¿Será igual en la zona Euro? Lo cierto es que las presiones que empezaba a sufrir el organismo europeo tras los datos recientes del IPC que recordaba los números de 2009 hacían presagiar que las medidas de esta nueva reunión deberían ser contundentes y encaminadas, entre otras cosas, a facilitar el crédito.

Como ya dejó caer Draghi el mes pasado, también la idea de la compra de deuda privada a la banca es algo que tiene pendiente a observadores del mercado como los de la entidad Versus Wealth Management, que esperan tener respuesta a las condiciones de la compra de dos paquetes (CBPP3 y ABSPP) y, sobre todo, de quién asumirá el riesgo.

Con todas estas medidas se espera que el euro empiece a escalar posiciones con respecto a otras divisas como el dólar o la libra esterlina, sobre las que ha ido devaluándose durante las últimas semanas marcando también mínimos de los últimos años.

En realidad, de todas estas decisiones dependerá la fluctuación de la moneda europea ya que, si quedan dudas sobre las medidas, podría tener aún alguna bajada que supusiera una devaluación durante el próximo mes. Por el otro lado, si finalmente todas las medidas tomadas en Nápoles convencen a los mercados, se espera una clara respuesta de los inversores apoyando a la moneda única y haciéndola reaccionar y posicionarse en un lugar mucho más aventajado que en la actualidad.

Latest Comments
  1. Javi
    Responder -
    • Jose Luis
      Responder -
      • Redaccion CDO
        Responder -
        • Gabriel
          Responder -
          • TAnia
            -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.