Las dos vidas de Michael Jackson

A la edad de los once años Michael Jackson realizo una de sus primeras actuaciones en la televisión nacional. Fue un niño con una habilidad decente para arruinarlo. Crea un divertido prólogo sobre cómo los niños logran entender el blues, igualmente, porque una vez se enamoró de una joven en el arenero, brindó por su amor durante el descanso y se separó durante la pintura con los dedos. A la mitad del concierto, olvida sus líneas y se endurece, mirando a sus hermanos en busca de apoyo. Es un instante impresionantemente vulnerable, en la era de la televisión en vivo. En ese momento el público expreso que no parece correcto que un niño deba actuar en vivo frente a un país. Las dos vidas de Michael Jackson fue un camino de regreso y tropiezo.

Cuando inicia la música, vemos algo totalmente diferente. La primera nota que entona es tan segura y decidida, logrando actuar como cualquier adulto podría hacerlo. Se transfigura de niño nervioso a un personaje seguro en una diversión de talentos en una representación en vivo. No solo canta puntualmente en la tecla sino que empieza la copla desde el fondo de su corazón. Mira seguramente a la cámara, niega con la cabeza y parpadea con lágrimas, realizando una pulcra imitación de un hombre con alma de sesenta. Se siente, por un instante, como si existieran dos seres diferentes en el.

Uno es un niño inteligente, seguro y galán, pero no más específico que cualquier otro niño. Está sujeto a las mismas legislaciones de la vida, dolor, edad, desorden y miedo como todo ser humano. El otro ser parece ser una variedad de espíritu, alguien que solo detalla la expresión más efectiva del sentimiento humano. Este espíritu parece haber residido al azar en el cuerpo de este niño mortal en lo individual. Al hacerlo, lo ha procesado a una vida de encanto indecible y sufrimiento consumado.

Los datos de esa vida están bien ocultos en el ignorado libro de Steve Knopper, un editor participante de los Rolling Stone, toma la orientación de un reportero sobre la historia, haciendo un diario del viaje sobre la verdadera vida de Michael Jackson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.