El fiscal pide cuatro años para un acusado de captar mujeres brasileñas para ejercer la prostitución

EUROPA PRESS

Una de sus víctimas acudió a la Comisaría de Gijón para denunciar su situación en julio de 2005

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena a cuatro años de prisión de un acusado de captar a mujeres extranjeras para ejercer la prostitución en España. La vista oral se celebrará este martes, 17 de junio de 2014, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo, con sede en Oviedo, a las 10.00 horas.

El Ministerio Público sostiene que el acusado se ha dedicado a la captación de mujeres de nacionalidad extranjera para que ejercieran la prostitución en España. Contactaba con ellas a través de intermediarios en sus países de origen y les ofrecía la posibilidad de venir a España a trabajar ocultándoles que se dedicarían al ejercicio de la prostitución.

Para ello, el acusado les facilitaba un billete de avión de ida y vuelta, las recogía a su llegada a España y las trasladaba a diversos clubs de alterne para ejercer la prostitución. Por su intervención les cobraba una deuda derivada del dinero adelantado para los gastos de su traslado a España. La Fiscalía mantiene que se les engañaba y se les decía que iban a trabajar como camareras o peluqueras. Luego las obligaba a prostituirse para saldar la deuda.

En uno de los casos, a través de una persona intermediaria, contactó en Goiana (Brasil) con una mujer, a quien se le ofreció la posibilidad de venir a España a trabajar en una cafetería pagándole los gastos, lo que la víctima, debido a su necesidad económica, aceptó.

Tras facilitar el acusado el dinero, se le proporcionó un billete de avión de ida y vuelta y una reserva de hotel a su nombre, advirtiéndole que en la frontera dijera que venía como estudiante de Turismo y que entraba como turista.

Una vez en Bilbao, fue recogida por el acusado, que la trasladó hasta Asturias, a un club de alterne en Santamaría de Piedramuelle (Oviedo), donde le informó de que su estancia en España era para ejercer la prostitución y que debía hacerlo porque había contraído una deuda con él de 3.600 euros.

Debido a que estuvo llorando porque no quería hacerlo, al cabo de unos días el acusado, que se personó en el local para cobrar el dinero del viaje, le dijo que se tranquilizase y que la llevaría a otro local. La perjudicada acudió a la Comisaría de Gijón para denunciar su situación el 27 de julio de 2005.

En otra ocasión, a través de otro intermediario, el acusado contactó en Brasil con otra mujer, a la que ofreció la posibilidad de venir a trabajar a España como peluquera, a lo que la ella aceptó.

En marzo de 2005, tras facilitar el acusado dinero para los trámites y gastos del viaje, enviar los billetes de avión y una reserva para un hotel en Bilbao, la mujer realizó el viaje hasta Bilbao, en cuyo aeropuerto el acusado la recogió, trasladándola un club de alterne.

En el viaje le comunicó que había contraído una deuda por los gastos de traslado que ascendía a 3.000 euros y que debía pagar ejerciendo la prostitución. Al negarse la mujer, la amenazó con matar a sus hijos en Brasil y mandar a un hombre a que la matase también a ella, consiguiendo así su propósito.

El tercero de los casos que aparece en el escrito del fiscal se refiere a otra mujer, con la que el acusado contactó mediante otro intermediario en Anápolis (Brasil). Le ofrecieron gestionar todos los trámites del traslado, ayudarle a obtener el pasaporte, pagar los gastos del viaje y conseguirle trabajo para ejercer la prostitución en un club.

La perjudicada contraía, según le dijeron, una deuda de 2.000 euros que podía saldar en dos semanas en España con su trabajo en la prostitución. Ante su precaria situación económica, la mujer aceptó. El acusado envió los billetes de avión para el trayecto ida y vuelta y la recogió en el aeropuerto de Bilbao, trasladándola hasta un Villalobar (León). Durante el trayecto le dijo que la deuda contraída ascendía a 3.500 euros.

Enlace a la noticia: www.20minutos.es/noticia/2168778/0/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.